Bienvenido a Wiki Vírgenes. La web de referencia de productos religiosos de internet. En nuestra web podrás encontrar noticias e información sobre las vírgenes más famosas de la cultura y la religión católica. ¡Pero eso no es todo! Además seleccionamos para ti LOS MEJORES PRODUCTOS CRISTIANOS de internet a precios únicos que sólo podrás encontrarar AQUI. 

La práctica de la religión está presente en las sociedades terrenales desde hace miles de años, incluso antes de que existieran los primeros letrados. Alrededor del globo terráqueo, desde la prehistoria, la creencia en la existencia de una realidad que va más allá de lo terrenal ha servido como guía para las culturas. Es por esto que la religión ha adoptado un sinfín de formas y cada vez existen más manifestaciones de la misma.

En la actualidad se evidencia una existencia de absoluta libertad religiosa y de cultos entre los cuales los que más destacan son las religiones tradicionales, es decir: el Cristianismo, el Islam, el Judaísmo, y otros cultos.

Cuando se habla del concepto de religión se debe tener en cuenta que esta es entendida como un credo y conocimientos dogmáticos sobre una entidad divina. De esta manera se crea un vínculo entre el ser humano y Dios o los dioses en casos de otras religiones; de acuerdo a sus creencias, la persona regirá su comportamiento según una cierta moral e incurrirá en determinados ritos.

Dentro de la religión católica el foco de adoración suelen ser los santos y vírgenes, ya que se recurre a estas figuras para pedir su ayuda o protección en momentos de dificultad. Las razones por las que se siguen a estas figuras son la tradición familiar, la identificación con las acciones que hicieron en vida, o simplemente la materialización de una petición.

El termino de santidad se refiere a cualquier persona que haya realizado el paso hacia el cielo y no sólo aquellas nombradas por la Iglesia. Este tipo de personas son conocidas como Santos Católicos,

En cuanto a los pasajes bíblicos los cristianos son santos en debido a su vínculo con Jesús. Es por esto que los integrantes de la comunidad cristiana son llamados a ser santos, permitiendo que su vida sigue el camino del mesías.

Con respecto a la Virgen María, esta es popularmente conocida como la madre de Jesucristo. Además de su biografía bíblica, existen tres doctrinas principales enseñadas por la Iglesia Católica Romana: La Inmaculada Concepción, María como co-mediatriz con Jesucristo, y La Asunción.

La doctrina de la Inmaculada Concepción enseña a los practicantes que la Virgen María nació sin pecado original. Ella era tenía esta cualidad cuando concibió a Cristo, siendo fecundada gracias al milagro del Espíritu Santo.

Para el año 1854 el Papa Pío IX dio vida al Dogma de la Inmaculada Concepción, diciendo “la muy bendita Virgen María, en el primer instante de su concepción, por una gracia y privilegio únicos otorgados por el Dios Todopoderoso, en virtud de los méritos de Jesucristo, el Salvador de la raza humana, fue mantenida libre de toda mancha del Pecado Original.”

De esta manera la doctrina enseña como Jesucristo fue el único hombre nacido sin pecado original, mientras que todos los demás hombres y mujeres nacen con este pecado heredado desde Adán.

La doctrina que ha creado más debates en la comunidad le otorga a la Bendita Virgen María un lugar posicional como co-mediatriz con Jesucristo.

En las palabras del Papa Juan Pablo II: “En unión con Cristo y en sumisión a Él, ella colaboró para obtener la gracia de la salvación para toda la humanidad…En el plan de Dios, María es la mujer, la Nueva Eva, unida con el Nuevo Adán restaurando la humanidad a su dignidad original. Su cooperación con su Hijo continúa por siempre en la maternidad universal, la cual ella disfruta en el orden de gracia. Confiando en esta cooperación maternal, volvámonos a María, implorándole su ayuda en todas nuestras necesidades.”

La doctrina de la Asunción enseña que la Bendita Virgen María ascendió al cielo gracias a un proceso que es llamado “translación” en la Biblia.

Por último, se tiene que entender que la admiración a la Bendita Virgen María debe ser algo más que el usarla como un modelo de fe en Dios el Padre. María puede ser considerada como una figura modelo debido a su fe, pero ella no es divina, ni tampoco es capaz de proporcionar nuestra salvación.

Sólo Jesucristo es Dios, y es la única persona capaz de hacer posible la salvación para toda la humanidad. La Palabra de Dios es explícita en este respecto.

 
Arriba