Nuestra Señora del Carmen es uno de los reflejos existentes de la Virgen María, por lo tanto también lleva el nombre de la Madre de Jesús y Madre Nuestra.

Las distintas advocaciones que recibe son resultados del lugar y del mensaje que se refleja en las vidas de las personas. Es por esto, que a lo largo de la historia se ha mostrado vestida con diversos trajes y mantos, razón por la cual que se le conoce con distintos nombres o advocaciones.

Oración a la Virgen del Carmen

Alrededor del todo el mundo hay fieles seguidores que le dedican sus rezos a la Virgen del Carmen, siendo la siguiente la oración principal:

¡Oh Virgen Santísima Inmaculada, belleza y esplendor del Carmen! Vos, que miráis con ojos de particular bondad al que viste vuestro bendito Escapulario, miradme benignamente y cubridme con el manto de vuestra maternal protección. Fortaleced mi flaqueza con vuestro poder, iluminad las tinieblas de mi entendimiento con vuestra sabiduría, aumentad en mí la fe, la esperanza y la caridad. Adornad mi alma con tales gracias y virtudes que sea siempre amada de vuestro divino Hijo y de Vos. Asistidme en vida, consoladme cuando muera con vuestra amabilísima presencia, y presentadme a la augustísima Trinidad como hijo y siervo devoto vuestro, para alabaros eternamente y bendeciros en el Paraíso. Amén.

De igual forma, entre esos rezos más importantes que sus fieles deben conocer, se encuentra: el rezo de acción de gracias y ofrecimiento, la oración para alcanzar su amor, y la oración a la beatísima Virgen del Monte Carmelo.

El escapulario original vs el actual

Los más devotos a la Virgen del Carmen llevan en sus hombros el escapulario mientras realizan la oración. El escapulario es un poderoso sacramental, esto quiere decir que tiene el significado de un signo sagrado por el medio del cual se confieren efectos o peticiones que se realizan durante los rezos.

La forma original del escapulario esta relacionado con un hábito monástico y se trata de dos grandes piezas de tela que se conectan en el centro y deben ser colocadas sobre los hombros.

Sin embargo, en la actualidad el término escapulario se refiera a la pieza sacramental, o lo que se llama objeto religioso, que en su escencia tiene la misma forma que el objeto original.

La diferencia más evidente es el tamaño, ya que son dos pequeñas piezas de tela o lana de apenas dos pulgadas, y unas tiras bastantes delgadas que sirven como conexión.

La Virgen del Carmen quiere que sus devotos se asemejen a ella no solo en sus acciones o vestimenta, sino que la semejanza se encuentre en el corazón y el espírito. El alma de la Virgen María tiene una riqueza espiritual inigualable, y esto se debe al contacto interrumpido con Dios, al igual de la unión íntima que se crea con esta cercanía.

Al llevar el escapulario se deben tener en cuenta las siguientes promesas: Si se portan como hijos cariñosos, ella se comportará como una Madre amable, la Virgen del Carmen bendecirá las casas donde su imagen sea honrada y donde le recen día a día una oración, se esforzará de alejarlos de las desgracias si se esfuerzan en alejar el pecado de sus vidas.

De igual manera si quieren tener felicidad y santidad deben “hacer lo que Jesús diga”, y con esto se refiere a leer el evangelio, practicar lo que leen en esas palabras y seguir las recomendaciones del Señor. Si así lo cumplen ella rogará por ustedes ahora, y en la hora de su muerte.

Es por esto que una de las promesas de la Virgen del Carmen es liberar del purgatorio a todas las almas que hayan sido responsables de vestir el escapulario durante toda su vida. Se dice que el sábado siguiente a la muerte de esa persona, se llegará al cielo.

Si el escapulario de la Virgen del Carmen llega a dañarse, este no debe botarse nunca a la basura, ya que como señal de respeto se debe conservar al ser un objeto santo bendecido. La gracia del escapulario no descansan sobre el objeto, sino sobre la persona que los posee.

Lo recomendable con los escapularios es quemarlos o enterrarlos en un lugar cercano mientras se le reza un Ave María a la Virgen del Carmen. 

Todos los productos de la virgen del Carmen AQUI

Arriba