La Virgen de Lourdes es una de las más veneradas alrededor del mundo. Su primera aparición se dio en la ciudad de Lourdes, Francia en el año 1958.

Historia de la virgen de Nuestra Señora de Lourdes

Su historia comienza con una niña de la provincia que tenía tan solo catorce años de edad, su nombre era Bernadette Soubirous a quien describen como pobre e ignorante, sin embargo ella era muy devota a la Virgen María y el Rosario.

Bernadette había ido a un lugar llamado Massabielle con el propósito de recoger leña junto a su hermana, en el camino debían cruzar un río, así que su hermana se quedó esperándole debido a que se encontraba en un estado de salud bastante delicado.

La niña se encontraba cerca de una gruta cuando se dio cuenta de un ruido y sintió el viento soplar, para su sorpresa se trataba de la aparición de una nube dorada en la cual se encontraba una mujer vestida de blanco.

Era la Virgen, quien se encontraba con los pies descalzos y rosas doradas sobre cada uno de ellos. Llevaba una cinta azul en la cintura y sus manos se encontraban unidas en forma de oración, en estas llevaba un rosario.

Debido a la aparición de la Virgen Bernadette comenzó a rezar el rosario, esa fue la primera reacción de la niña. Hay historias que cuentan que mientras Bernadette rezaba el Rosario, la Virgen se mantuvo callada, tan solo pasaba las cuentas.

En el único momento que la Virgen de Lourdes hablaba era cuando se rezaban los Padres Nuestros y las Glorias. Al terminar de rezar el Rosario, la mujer regresó a la gruta y no volvió a aparecer.

Bernadette no tuvo la sensación de miedo ante el encuentro que acababa de presenciar, todo lo contrario, le hubiese gustado quedarse con la presencia de la Virgen. Sin embargo, al regresar a casa y contarle la historia a su madre esta no le creyó, sus órdenes fueron no volver a las grutas, pero Bernadette no cumplió.

Volvió a los pocos días a la gruta, acompañada esta vez de otras personas, y la mujer apareció otra vez. Para comprobar que ella era una Virgen, Bernadette le lanzó agua bendita y le pidió que diera un paso si venía en nombre de Dios… Así lo hizo.

Tuvo que convencer a su padre para que le dejara volver nuevamente a la gruta, y este así se lo permitió el día 18 de febrero.

Las apariciones de la Virgen

En esa fecha, la tercera aparición de la Virgen, esta le pidió a Bernadette que regresara durante 15 días seguidos. Dicen que hablaba el idioma gascón y le aseguró a la niña que ella sería feliz en el otro mundo.

Muchas personas escucharon de las apariciones, algunos le creyeron y asistieron con ella a la gruta, otros se burlaron por creer que solo era su imaginación.

El día 25 de febrero Bernadette escarbó en la tierra para buscar el manantial que le había sido mencionado por la Virgen, una vez que lo encontró, tomo del agua que le fue posible sacar.

Los que asistieron se burlaron de Bernadette por ensuciarse obedeciendo las órdenes de la Virgen de Lourdes, pero al poco tiempo brotaron las aguas del manantial que hasta ese entonces habían sido vehículo de gran cantidad de milagros presenciados por la Iglesia Católica. Y así, las apariciones continuaron.

La Virgen animaba a Bernadette a rezar por los pecadores, y le pidió que construyeran una capilla en aquel lugar; de igual forma, le pidió que besara la tierra como penitencia, esto es un signo de humildad la cual es una práctica que continúa hasta hoy en Lourdes.

El día 25 de marzo de 1858 apareció por decimosexta vez la Virgen. No fue hasta entonces, cuando Bernadette tuvo que preguntar cuatro veces quién era, que la Virgen le contestó que ella era la Inmaculada Concepción.

Al ser Bernadette una persona analfabeta, que no conocía las obras y nombres escritos en los documentos de Dios, estas palabras dichas al Papa Pío IX permitieron que el sacerdote le creyera.

El día 7 de abril Bernadette volvió a experimentar otra aparición de la Virgen, donde la vela que sostenía en sus manos se mantuvo encendida durante todo el encuentro, y sin embargo no la quemó ni le causó daños. Finalmente, la Virgen tuvo una última aparición el 16 de julio de 1858.

Las apariciones no fueron declaradas auténticas hasta el día 18 de enero de 1862

 

WIKIVIRGENES TU TIENDA RELIGIOSA DONDE COMPRAR LOS PRODUCTOS DE LA VIRGEN DE LOURDES: Estatuas, Figuras, Medallas, Colgandes, Escapularios, Camisetas, Libros...

Arriba